domingo, 19 de febrero de 2017

Hablemos de Volver


Hace ya algún tiempo que no nos leemos por estos lados, desde diciembre 2014 que no publico nada en éste, mi espacio. Sin embargo, pienso que nunca es tarde para volver, nunca es tarde para volver a encontrarte contigo mismo sin importar cuanto tiempo hayas demorado para eso.
Muchas han sido las experiencias, muchas las personas, muchos los pensamientos durante éstos poco más de 24 meses. Todo para entender que es mejor seguir sus vocaciones, estar donde uno se sienta bien y con quienes uno se sienta cómodo. A veces cuesta un poco entender algo tan simple como “no hagas algo que no te guste” o “si te sientes bien, quédate ahí”, sí es bueno salir de la zona de confort y aprender, sentir el miedo propio de saber que no dominas lo que te rodea. Sin embargo, vaya que es gratificante cuando luego de haber experimentado esos miedos, vuelves a una zona donde te sientes cómodo.

Por eso, hoy me siento contento y satisfecho de volver a estas líneas. Luego de pasar un tiempo alejado, acumulando experiencias, ideas y aprendizajes para compartir con ustedes en éste, mi espacio.

martes, 2 de diciembre de 2014

Hablemos sobre Ser Voluntarios


En esta oportunidad, quise traer como reflexión un tema que considero importante para quienes buscamos contribuir desde nuestros espacios a un mundo sustentable, ser voluntario. Normalmente solemos asociar este término, con realizar acciones en beneficio de otros gratuitamente, la cual es una manera bastante objetiva y racional de entender lo que significa ser un voluntario. Sin embargo, en esta oportunidad quisiera profundizar un poco e invitarlos a considerar lo que supone ser voluntario de lo que sea.
Preguntas como ¿por qué haces eso? ¿Para qué vas allá? y por sobre todas ¿y cuánto te están pagando por hacer eso? son las más comunes que recibimos las personas que decidimos colaborar desde lo que somos y podemos para causas que generen alguna empatía con nuestro ser, y que algunas veces no son económicamente remuneradas. Es esta empatía la que logra hacer match entre el voluntario y la causa por la cual está ayudando, algunas veces utópica, otras veces abstracta. Desde mi experiencia, creo que los voluntarios disfrutamos saber que pertenecemos a iniciativas que generan grandes impactos, y que nuestra colaboración ayuda a solucionar situaciones que consideramos equivocadas; como niños en la calle, indigencia, animales abandonados, y un muy largo etc.  
Hace ya algunos años alguien me dijo, palabras más palabras menos: una manera de conocerse a sí mismo, es en el encuentro con el prójimo. Con el pasar de los días quedé rumeando y dándole vueltas en mi cabeza a esta frase. Desde mi perspectiva logré comprender que es cierto, muchas veces cuando desarrollamos voluntariados conocemos potencialidades nuestras que por alguna razón no habíamos desarrollado, y que dada la necesidad y el contexto apropiado, surgen naturalmente y vienen a contribuir con nuestro desarrollo personal y profesional. No estoy hablando solamente de elementos como liderazgo, trabajo en equipo, tolerancia, manejo de proyectos, resolución de conflictos, negociación o manejo efectivo del tiempo, que suelen ser beneficios que se adquieren, sino también otras más específicas como: construir, cocer, aprender otro idioma, recreacionar niños, dar clases, sembrar, pescar, criar animales, etc. Las cuales nos invitan a visitar nuestra zona de aprendizaje, ampliando así nuestra zona de confort y haciéndonos seres humanos más completos con más herramientas para afrontar la vida.
Pertenecer a iniciativas voluntarias es toda una experiencia enriquecedora, es muy valido que tengamos la motivación intrínseca y desinteresada de pertenecer a causas sociales. Sin embargo, considero medular que hagamos de ese ímpetu y motivación intrínseca nuestra vida cotidiana, esa es la invitación que hoy les quiero hacer. Es muy hermoso cuando realizas tu trabajo cotidiano con la motivación intrínseca de saber que estas contribuyendo al desarrollo sostenible de tu entorno, tener la certeza que desde tu espacio y momento individual eres valioso para causas de impacto mayor. Es algo similar a una vieja moraleja: Están dos hombres, uno al lado del otro, y viene un tercero a preguntarle a ambos qué están haciendo, el primero dice “estoy pegando ladrillos” y el segundo responde “estoy construyendo una catedral”. Seamos constructores de catedrales donde sea que estemos.
Desde un punto de vista personal, creo que debemos ser voluntarios para nosotros mismos; voluntarios para levantarnos con ánimo por las mañanas, voluntarios para salir a querer hacer las cosas mejor que como las hicimos ayer, voluntarios para saludar con una sonrisa a donde sea que lleguemos, voluntarios para saber que mañana tenemos que ser mejores que como estamos siendo hoy, voluntarios para impactar positivamente todo lo que nos rodea, en fin ser voluntarios con nuestro propio crecimiento. Creo que si logramos ser este tipo de personas voluntarias el mundo puede ser un sitio mejor para convivir, gracias por su tiempo y recuerden siempre que, muy a pesar de las adversidades y contextos adversos, la sustentabilidad es posible.

martes, 29 de julio de 2014

Sobre la Película Libertador

              Saludos, en esta oportunidad me desviaré un poco de las temáticas de este blog para dar mi opinión sobre Libertador, estrenada en el cine venezolano el pasado 24 de julio. Se trata de algunas críticas personales, en la cual puedes o no, estar de acuerdo.

            Luego de ver la película, me sentí en la necesidad de compartir mis puntos de vista sobre esta producción cinematográfica venezolana. Sin duda que desde cualquier punto de vista, es la mejor película venezolana jamás hecha en la historia del cine de este país, pasando por la edición de sonido, fotografía, musicalización, actuaciones, edición, etc. Creo que la interpretación de Edgar Ramírez, es bastante acertada en algunos de los momentos más críticos de la vida de Bolívar, como lo fueron las muertes de; su esposa María Teresa y su mano derecha el Mariscal Sucre, la entrega de Miranda a los realistas en la caída de la primera república y al momento de escribir su famosa Carta de Jamaica.
            Se trata de una película sobre Simón Bolívar que está hecha para todo el mundo, especialmente para todos los americanos, por lo tanto la película no es muy venezolanista, esto se refleja en un momento que Miranda le dice Bolívar “esta no es solo una guerra por Venezuela, esta es una guerra por la Patagonia, por el Perú, por los Andes. Esto sobre todo es una guerra por el espíritu americano”. Creo que este elemento de no ser tan nacionalista en ese sentido, hace de esta, una versión mucho más universal de Bolívar.

            Hay dos interpretaciones que a mi parecer merecen especial acento, la del maestro Simón Rodríguez y la del personaje ficticio de Martin Torkington. Se muestra bastante explícita la influencia que tuvieron las ideas de Simón Rodríguez en el criterio que tendría Bolívar el resto de su vida, lo cual es clave y es algo que esperaba conseguirme en el desarrollo del film. Sobre este personaje Martin Torkington, (el cual tengo entendido que es ficticio) me parece excelente como demuestra los intereses que tenían desde la corona británica en que las colonias españolas de América lograran su independencia, lo que nos muestra que la ayuda que recibieron los patriotas por parte del Reino Unido no fue por bondad; mostrando intereses principalmente económicos, financieros y comerciales.

            Libertador, ha sido una muy buena aproximación a lo que fuera la vida de uno de los protagonistas de la historia contemporánea del siglo XIX. Sin embargo, también hay algunos detalles que creo que han podido ser mejores, para enriquecer aun más este genial trabajo. En primer lugar, sucede lo que muchos esperaban que sucediera; ¿cómo sintetizar en dos horas la vida entera de alguien tan complejo como Simón Bolívar? Por lo tanto, hay momentos de su vida que fueron obviados, hay personajes muy influyentes que aparecen muy poco o sencillamente no aparecen, como por ejemplo Páez y Manuela Sáenz que apenas se pueden ver, o el caso de Boves, Morillo, Ribas, Urdaneta y San Martín, que sencillamente ni los mencionan. Algunos momentos que considero claves en la vida de Bolívar, y que fueron omitidos: la reunión que tuvo con San Martín en Guayaquil, la creación de Bolivia como república y toda la controversia que esto generó en los gobernantes de Lima, la firma de la independencia el 5 de julio y la Batalla de Carabobo, además de no darle la envergadura debida al Congreso de Angostura, como el momento clave donde comienza la verdadera independencia de los españoles.

            En segundo lugar, algunos detalles que creo que ayudarían; como por ejemplo colocar a modo de cintillo en la parte baja de la pantalla, la ciudad y el año del momento que se muestra, para llevar una línea de tiempo que ayude a una mejor comprensión de todos los espectadores. También considero que se le dio mucho tiempo del rodaje a la etapa del Bolívar casado con María Teresa del Toro, creo que esto fue una de las causas por el cual luego se tuvo que avanzar rápidamente y omitir momentos claves de su vida como los antes mencionados. Algún detalle, muy personal, es que no imagino que la batalla de Boyacá haya sido como la muestran, los realistas muy bien organizados y los patriotas desorganizados, que asemejaba una legión romana contra un ejército de bárbaros indisciplinados, a pesar de que es uno de los momentos cumbres de la película por todo lo que supone la recreación de la batalla, creo que ha podido ser mucho mejor.

Por último, se le da un carácter popular al Simón Bolívar que llevó a cabo la Campaña Admirable, reclutando a esclavos, indígenas, etc. A este momento del período independentista, Bolívar aún no había comprendido que el logro de la emancipación pasaba por incluir a las castas menos privilegiadas. No fue sino hasta la aparición de Páez que él entendería que debía incluir a negros, pardos, mulatos e indígenas al ejército libertador para que se convirtiera en una verdadera rebelión que alcanzara todas las castas sociales. Por cierto, especial mención a la interpretación de Páez, que a pesar de su muy corta aparición, considero que muestran tal cual fue en realidad para esos años, un llanero recio, con arrogancia, sin titubear a la hora de decir lo que pensaba y con sus llaneros siempre.


Por lo tanto, finalizo este espacio invitándolos a que se den el gusto de ver esta película, de la cual saldrán satisfechos y con una visión de Bolívar nueva, un poco más humana y desmitificada, disfrútenla.   

domingo, 29 de junio de 2014

Liderazgo y Motivación con Agustin Pichot

Saludos, reciban un cordial saludo, continuando con la pasada entrada Hablemos de Liderazgo, esta vez quisiera compartirles un video que tuve la oportunidad de ver hace poco tiempo y en lo personal considero que vale la pena prestarle atención. Se trata de una charla motivacional de Agustin Pichot, quien fuera el capitán de la selección argentina de rugby en el mundial de 2007, donde lograron un inédito tercer lugar en la competición mundialista.

Espero que les sea útil, logre mover emociones y, sobre todo, lograr cambias en acciones cotidianas para lograr ser mejores personas, éxitos y recuerden que la sustentabildiad es posible

https://www.youtube.com/watch?v=CLqec8jLz9c

Hablemos de Liderazgo



En nuestra pasada reflexión, finalizamos abriendo el que sería nuestro siguiente tema, El Liderazgo. Compartiendo sobre el Emprendimiento Sustentable, terminamos afirmando que “…todo emprendedor sustentable debe ejercer un liderazgo efectivo, uno que inspire a otras personas a continuar la aventura emocionante que él ha iniciado”. Sin embargo; ¿qué es un líder?, ¿qué tipos de líderes puede haber?, y sobre todo ¿qué es un liderazgo efectivo?
            Investigando un poco, encontré con que el origen de la palabra Líder tiene dos orientaciones discutidas, una más aceptada que la otra. La primera afirma que proviene de la partícula Lid, que a su vez proviene del latín Lis-litis, la cual significa: disputa, querella o proceso; por lo tanto, y según su etimología, líder es una persona que se encuentra en una disputa, querella o proceso; situación que lo obliga a querer cambiar algo. Sin embargo, la segunda orientación sugiere que proviene del latín leit el cual significa “avanzar”, por lo que desde este enfoque, el líder es la persona que asume la delantera para ser pionero y guía de alguna iniciativa.
            Existen muchos enfoques que se le dan al liderazgo, según la perspectiva de las diferentes ciencias sociales, como la psicología, la sociología, etc. Sin embargo, en las lecturas que he hecho hay un elemento que comúnmente no aparece, el cual es el autoconocimiento de quien pretenda liderar algo. Hace poco tiempo tuve la oportunidad de conversar con una persona muy especial, la cual estaba atravesando por un momento de esos que llamo “encrucijadas de la vida”, luego de conversar un rato le pregunté si alguna vez había pensado en sus propias fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas; es decir si había hecho alguna vez un análisis FODA de ella misma, le sugerí que lo hiciera.
            Pocos son los emprendimientos que perduran en el tiempo, a esto se le puede achacar un montón de condiciones, como la economía, uso de la tecnología, entre otros, pero también sucede que hay iniciativas que cuando ya están en pleno recorrido, son abandonadas por quien decidió enrumbar ese camino o por una parte del equipo que comenzó hacerlo, debido a razones diferentes a las antes mencionadas, ¿por qué?
Soy una persona que me gusta presumir siempre la buena fe del resto, esta condición me hace entender las cosas de una manera un tanto optimista. Por lo tanto, presumo que las personas que deciden abandonar emprendimientos, que han logrado algún nivel de sustentabilidad son porque se encuentran en una situación que no contribuye a su plenitud como individuos. Esto ocurre, pienso yo, porque no hubo un proceso inicial de discernimiento acerca de cuáles son sus vocaciones e intereses, y tal vez antes de emprender no se preguntaron a sí mismos ¿qué me mueve? ¿Qué cosas me han gustado y cuáles me gustan hacer? ¿me seguirá gustando esto en el futuro? ¿Para qué y para quienes emprenderé?, por muy difícil o fácil que parezcan estas preguntas (según cómo lo vea cada lector), estas son cuestiones medulares que todo líder debería plantearse antes de emprender cualquier iniciativa. Antes de pretender liderar a algún equipo, necesario es liderarse a sí mismo, conocer tus propias vocaciones, intereses, deseos, metas, gustos y disgustos; de esta manera alguien podría comenzar a liderar a otras personas, ya con mayor propiedad y seguridad de sí misma.
La intención de compartir estas líneas no es la de plantear innovadoras tipologías de liderazgos, sino fomentar momentos de reflexión en ti que permitan comprender mejor hacia dónde orientar las decisiones. Hay esquemas que explican hacia donde está el estilo de liderar de cada uno de nosotros. Una teoría ampliamente aceptada es la llamada Malla Gerencial, desarrollada por Robert Blake y Jane Mouton, en esta ellos sugieren que los líderes se pueden tipificar según su orientación a la hora de tomar decisiones, si están más orientadas a las tareas o hacia el equipo de de trabajo, para ello proponen una malla con dos ejes de interacción, en el eje X la orientación a las tareas y en el eje Y a los miembros del equipo. De esta manera se les puede asignar un tipo de liderazgo a las personas quedando de la siguiente manera:



            Bien sea si eres del tipo: club social, insuficiente, equilibrado, autocrático o de equipo, lo cierto es que se requiere de inteligencia emocional para poder liderar efectivamente algún equipo. Inteligencia que, en mi modo de entender las cosas, se adquiere y se fortalece en la medida que podemos descubrir quienes somos, qué buscamos, qué queremos y para qué queremos lograr algo. Cuando estas cuestiones las podemos responder con seguridad plena, será ahí cuando podamos convencer a otras personas de alinear sus metas personales con una meta en común a la del equipo, más grande y poderosa que las metas individuales por separado.
            Para ir finalizando, un líder efectivo es quien a final de cuentas es capaz de: 1) transmitir confianza, 2) ser un ejemplo a seguir y 3) inspirar la energía necesaria para entender que las acciones en equipo siempre serán más efectivas que las individuales, y por lo tanto entender que yo soy porque nosotros somos. Cuando, como líder, logres estas tres premisas, podrás decir que has sido un líder efectivo.
Espero que hayan disfrutado de esta reflexión, que les haya sido de utilidad y recuerden siempre que, La Sustentabilidad es Posible.   

domingo, 8 de diciembre de 2013

Liderarse a si mismo

Saludos estimados lectores

En esta oportunidad, antes de nuestra siguiente reflexión sobre Liderazgo Sustentable, me tomo el gusto de compartir con ustedes este material audiovisual que considero muy pertinente y como preámbulo a nuestra siguiente lectura.

Para considerar ser un líder, primero hay que aprender a liderarse a si mismo. Así es "aprender", creo que liderazgo es algo que se aprende y no que sea algo innato de cada persona. Se trata de una cualidad que podemos cultivarla y fortalecerla con experiencias a lo largo de nuestras vidas.

Sin más por ahora, los invito a mirar con atención este video que conseguí en youtube, y recuerden siempre que la sustentabilidad es posible.


http://www.youtube.com/watch?v=61hHLmT29RA

sábado, 5 de octubre de 2013

Hablemos de Emprendimiento Sustentable


Para la primera reflexión compartida en este blog, decidí desarrollarla sobre Emprendimiento Sustentable, porque considero que la sustentabilidad es un elemento omitido por más de un emprendedor, al menos en nuestra Latinoamérica.
Para comenzar, primero vamos a estar claros en ¿qué es el emprendimiento?, ¿qué es la sustentabilidad? y sobre todo ¿qué es el Emprendimiento Sustentable?, para estar en la misma sintonía y entendernos mejor. Según algunos autores, Emprendimiento proviene de la voz castellana emprender, que a su vez tiene su origen del latín coger o tomar, aplicándose originalmente a aquellas personas consideradas aventureras o arriesgadas, principalmente militares. Entonces, podemos entender al emprendedor como: aquella persona dispuesta a asumir, o tomar, riesgos. Por otro lado, según otros autores, Sustentabilidad (en castellano) proviene de la palabra inglesa sustainable, siendo su raíz sustain que tiene a su vez dos aceptaciones; maintain que sería preservar y keep-up que es prologar. Por lo tanto, podemos deducir que Sustentabilidad se trata de: todo aquello que tiene la capacidad de prolongarse en el tiempo. Teniendo esto claro, podemos concluir que Emprendimiento Sustentable es: Aquella aventura iniciada con un riesgo, que tiene la capacidad de regenerarse para continuar en el tiempo.  
Ahora que tenemos estas ideas claras, podemos continuar con nuestra reflexión de hoy, esperando despertar la curiosidad sobre el tema a usted, querido(a) lector(a).
Comenzar a emprender determinada idea, asumiendo riesgos, puede ser una decisión compleja para la que algunas personas podrían necesitar tiempo de discernimiento, o consultarla con allegados. Sin embargo, más complejo que esta primera etapa, es poder mantenerse en el tiempo con éxito. Durante los últimos años, en el caso de algunos países de Latinoamérica, se ha visto con regocijo un importante aumento en la tasa de emprendedores, personas aventureras dispuestas al riesgo que supone dar inicio a su iniciativa; sea con fines comerciales, sociales, o de cualquier índole. La noticia desalentadora, está en que luego de tres años, estos emprendimientos desaparecen; ¿Por qué? ¿Qué hacen o dejan de hacer, la mayoría de los emprendedores, para no continuar con su aventura luego de tres años?    
Conversando, me he dado cuenta que muchos asocian ser sustentables con el recurso financiero; no considero que esté mal esta premisa, pero luego de leer y reflexionar sobre el tema, sí pienso que está incompleta esta premisa. Para lograr que una organización se mantenga en el tiempo, es decir que sea sustentable, debe considerar tres tipos de recursos claves que condicionarán su éxito en el corto, mediano y largo plazo; los cuales son:
1.    Recurso humano: ¿Quién o quiénes, son y serán los que cumplan con la misión?
2.    Recurso financiero: ¿Cuánto dinero es necesario para hacerlo?
3.    Recurso Tecnológico: ¿Con qué lo hacemos? y ¿con qué lo podemos hacer?
Estos tres recursos deben considerarse sinérgicamente por los emprendedores, ninguna sobre otra, para que la iniciativa sea exitosamente sustentable.   
El talento humano es estratégico, tan sencillo como preguntarse ¿quién o quiénes continuarán esto, cuando yo no esté presente? Si el deseo es trascender en el tiempo, el emprendimiento (o empresa) debe considerar quiénes son las personas adecuadas que cumplan su razón de ser. Un estricto proceso de reclutamiento y selección, una efectiva estrategia de motivación y el seguimiento adecuado del rendimiento; son algunas estrategias del manejo de talento humano que ayudan a ser sustentables con las personas que cumplen la misión y la visión del emprendimiento.
Sin duda que el dinero no se puede dejar de lado, a pesar de que soy muy crítico del popular refrán “por la plata baila el mono”, no niego que tiene algún nivel de veracidad. Hacer un uso eficaz del dinero, resulta crítico para trascender y ser una de las bases sólidas sobre la cual se sustenta todo. Planificación de presupuestos, ser disciplinado con los libros contables, ser celoso con los gastos, contar con clientes y aliados financieros fieles; son claves que nutren la sustentabilidad financiera.  
Los avances tecnológicos son, en su conjunto, un elemento a considerar para el éxito. El emprendedor debe tener conciencia, de que en un determinado tiempo, podrá hacer lo que hace de una manera diferente, y más eficiente. En este apartado se debe considerar, incentivar y trabajar en la innovación de los procesos directivos, medulares y de soporte; que permitan ir mejorando continuamente, para poder tener un mayor impacto positivo en los grupos interesados.
Como podrán observar, son estos tres elementos, que actuando en sincronía, pueden garantizar que una aventura considerada riesgosa inicialmente; se convierta en una aventura emocionante, capaz de regenerarse sola y que impacte cada vez a más generaciones de sus grupos interesados.
La invitación es para aventurarse, a tomar riesgos que impresionen los sentidos y los obliguen a salir de su zona de confort para enriquecer su formación personal. Una vez alguien me dijo “para ser exitoso, hay que ser arriesgado”, así que mientras más arriesgado; el éxito, la satisfacción y la felicidad, serán mayores. Para los emprendedores sociales, que algunas veces se debaten sobre la sustentabilidad financiera de su emprendimiento, aprendí una frase de alguien, la cual reza; “… somos una organización sin fines de lucro, pero sin ánimo de perdida”, me parece que engloba perfectamente el objetivo de lo necesario de ser financieramente sustentables como clave para trascender en el tiempo.
Para ir concluyendo esta reflexión, resulta sumamente importante para todo emprendedor sustentable ejercer un liderazgo efectivo, uno que inspire a otras personas a continuar la aventura emocionante que él ha iniciado, y lograr que se pregunten ¿para qué? más que preguntase ¿por qué?, por esta razón, el tema de nuestra siguiente reflexión será Hablemos de Liderazgo.

Espero que hayan disfrutado de la lectura, así como haber sembrado la inquietud para leer más sobre el tema, y recuerden siempre que, La Sustentabilidad es Posible.